Otras Noticias

Mas

Director nuevo Hospital Inmaculada Concepción afirma se marca un antes y un después: “Tuvimos momentos muy difíciles, a oscuras operando”

Autor : juls ortega on : martes, 14 de agosto de 2018 0 comments
juls ortega
Categoria : ,



Cotuí, Sánchez Ramírez. - El director del nuevo Hospital Inmaculada Concepción, Víctor Alberto Gomera García, recibido hoy por los munícipes de aquí, valoró que esta obra marca en el devenir del tiempo un antes y después en el área de la salud.

“El hospital fue construido inicialmente en el año 1971 y ha recibido remodelaciones, en diversas ocasiones, muy superficiales. Solo que esta remodelación de ahora marca en el devenir del tiempo, en el área de la salud, un antes y después de Danilo”.

Así se expresó el doctor Gomera García, durante el acto de entrega encabezado por el presidente Danilo Medina, en el que recordó momentos de dificultad para el personal médico y los pacientes que recibían atención en las viejas instalaciones.

“Yo que me formé en este Hospital… este Hospital pasó por épocas a oscuras en las que el director o el administrador tenía que distribuir velas y cajas de fósforos a las seis de la tarde”.

De igual modo, narró, se usaban lámparas, focos, celulares e incluso dejaban abiertas las persianas para permitir el paso a luces provenientes de motocicletas en salas de parto y poder concluir los procesos.

“Ese antiguo Hospital Inmaculada Concepcion, en la sala de ginecología había ocho camas; pero cuando se llenaba, en la tardecita, que había que atender fundamentalmente los legrados y a parturientas, podían llegar a 14 y 16 pacientes en esas solas camas”.

Agregó que “en esa sala había un solo baño, un cubo lleno de agua con una llave de esas de jardines y un cubito para echarse el agua todo el que estaba ahí en esa habitación”.

“Sin embargo, hoy estamos recibiendo 4 salas en las que pueden estar dos pacientes con una cortina antibacterial que los separa; y con baño, ducha y mucha agua e inodoros separados pero, además, un closet para que la paciente y quienes le acompañan puedan colocar sus prendas”. 

Entre otras dificultades, recordó que las atenciones se brindaban con escasos instrumentos y rudimentarios. Tuvimos momentos muy difíciles, a oscuras operando”.

“Hoy tenemos quirófanos que no tienen nada que envidiar a los hospitales que he visitado en Nueva York”.

Calificó como un “cuchitrín”, el antiguo laboratorio en el que, además, se aglomeraba mucha gente a hacerse análisis.

“Quiero que, después o esta misma tarde, vean en que se han convertido el área de laboratorio, areas separadas: hematología, bacteriología, que no teníamos. Había que salir de la provincial porque el sector público no tenía donde hacer un cultivo; area de química con su máquina moderna que nos va a generar una gran cantidad de análisis en el menor tiempo. El espacio es amplio”.

No hay comentarios:

Leave a Reply