Otras Noticias

Mas

SAN CRISTOBAL: RASO DETUVO A BRAYAN PAULINO NARRA SU HISTORIA

Autor : juls ortega on : martes, 24 de enero de 2017 0 comments
juls ortega
Categoria :






“Me llamaron para sobornarme, pero lo llevé al cuartel, manipulé mi arma e impose mi autoridad ante Brayan".

Isaac Corporán dice que al enterarse de quiénes se trataban, dio gracias a Dios porque en el hecho no se produjo un enfrentamiento.

SAN CRISTOBAL.- El raso de la Policía Nacional que el 12 de diciembre del pasado año, detuvo a Brayan Peter Félix Paulino en esta ciudad, dijo que fueron reiterados los intentos de soborno durante y después del arresto.

 Isaac Corporán Florencio, de 26 años, dijo que alrededor de las 8:00 p.m. tras ser alertado de la presencia de personas sospechosas en la avenida Constitución, cerca del tramo conocido como La Puerta de la Hacienda, y que al llegar al lugar abordó a Brayan, a quien le requirió identificarse y mostrarle la documentación de la motocicleta que poseía.

Cuenta que Brayan le dijo que sólo estaba en el lugar porque había ido a reparar su motocicleta, versión que el agente no creyó por las incoherencias de las respuestas a varias preguntas que le hizo.

Expresa que mientras hablaban con Brayan, los ocupantes de una yipeta que acompañaban al prófugo, donde se pudo comprobar andaba John Percival Matos huyeron del lugar.

Sostiene que mientras estaba en los aprestos de esposar a Brayan, sacó un celular y llamó a Reivi David Corporán, alias La Culebra, a quien le puso al teléfono y al contestar le ofreció RD$5,000 para que liberaran al detenido, a lo que se resistió.

Cuenta que ya estando en el cuartel fue contactado nuevamente por La Culebra con el mismo ofrecimiento, a quien le reiteró su negativa.

Isaac, quien tiene tres años ostentando el rango de raso, llega “de bola” la mayoría de los días a prestar servicio, y vive junto a su esposa en una casa a medio terminar en el sector Madre Vieja Sur, dice que sus valores le impidieron corromperse y exhortó a los demás agentes a seguir su ejemplo y no dejarse tentar.

No hay comentarios:

Leave a Reply